qué son las piscinas naturales

¿Qué son las piscinas naturales?

Las piscinas naturales combinan las zonas de baño con jardines acuáticos, lo que aporta una gran belleza al hogar y a la vez permite el baño en un agua depurada de la forma más natural posible.

En las biopiscinas de Naturvive no hay productos químicos que desinfecten o esterilicen el agua. Toda la limpieza del agua que contiene la piscina se logra con el movimiento de la misma a través de gravas y plantas acuáticas.

El concepto de piscinas ecológicas se originó en Austria a principios de 1980 y son muy populares en muchas partes de Europa, con cientos de esas piscinas construidas cada año. Las piscinas naturales en España se han comenzado a popularizar en los últimos años y a día de hoy están entre las más demandadas.

¿Cómo funcionan las piscinas naturales?

En estos espacios de baño el proceso de depuración del agua se hace a través de gravas y plantas que se encargan de oxigenar el agua y a la vez eliminan los nutrientes que hacen que proliferen las algas y otros microorganismos no deseables. De esta forma, las plantas llevan a cabo la tarea que en una piscina tradicional se encarga de realizar el cloro.

El resultado es un agua limpia y cristalina, libre de productos químicos, lo que da lugar a un baño mucho más sano tanto para la piel como para el medio ambiente.

Lo habitual es que estas piscinas estén divididas en dos partes. Por un lado está la zona de baño y por otro el biofiltro, en el que están las plantas y las gravas y también suele haber fauna y microorganismos que ayudan a limpiar el agua sin ser en ningún caso nocivos para el ser humano.

El agua circula desde la zona del biofiltro a la zona de la piscina, para lo que se suele usar una bomba hidráulica. Así nos aseguramos de que todo el agua sea correctamente filtrada.

¿El resultado? Un baño que transmite las mismas sensaciones que cuando se disfruta de un chapuzón en plena naturaleza.